Nuestra espiritualidad se basa enteramente en el espíritu de San Francisco de Sales. Es así, como el nombre de Oblatas de San Francisco de Sales, indica ampliamente el espíritu que debe inspirarlas en cada una de sus acciones. San Francisco de Sales, fue propuesto como guía y modelo desde los orígenes de la Congregación por sus santos fundadores, Santa Leoní y el Beato Padre Luis Brisson.

Las Oblatas sacan el alimento de su vida interior en las obras de este Santo Doctor, para fecundar su apostolado y realizar el bien al que están llamadas por su santa vocación.
“Las Oblatas de San Francisco de Sales, forman una Congregación de vida apostólica. Su misión de evangelización y educación, las pone en relación con personas de todas las edades y condiciones… Su misión es despertar la fé en las almas que no la tienen, conservarla y aumentarla donde ya está”.